martes, 20 de marzo de 2018

Interior y exterior del Glaciar Langjökull, Iceland



Una de las visitas más sorprendentes que realizamos en Islandia, fue al Glaciar Langjökull, una excursión diferente a todas realizadas hasta la fecha. Un paisaje blanco se mire por donde se mire, una excursión en la que nos adentramos en las entrañas del glaciar, nos trasladaron en unos vehículos alucinantes y comprobamos las escalofriantes temperaturas del interior y del exterior del glaciar, en un día de sol radiante en el que hasta las cámaras se quedaban tiesas.




La excursión comenzó en Reykjavik, un autobús de la agencia “Reykjavik Sightseeing”, con todas las comodidades: asientos calefactados, tablet audio-guía con gps, cargador usb, wifi, etc, nos llevó hasta el campamento base, a las instalaciones de la empresa “Into The GLACIER”, encargada de realizar esta peculiar visita, donde el personal verificó que nuestra indumentaria fuera la correcta, subsanando las deficiencias de aquellos que las tuvieran con prendas de la empresa, monos y calzados en la mayoría de los casos - aunque parezca icreible hay quien pretende visitar un glaciar con tejanos y zapatillas-. Allí cambiamos el confortable autobús por los vehículos todo terreno adaptados para circular sobre el glaciar y comenzamos la aventura.





El Glaciar Langjökull, situado al oeste de Islandia, es el segundo glaciar más largo de Europa. Con una extensión de 950 km² y cuyo punto más alto se encuentra a 1.300 metros sobre el nivel del mar. Desde hace mucho tiempo la superficie del glaciar ha sido un área accesible para motos de nieve y todo terrenos, pero hasta hace relativamente poco lo que había bajo su superficie estaba reservado para una minoría, científicos y glaciólogos.





Hace algunos años dos amigos decidieron emprender la aventura de excavar un túnel bajo la superficie del glaciar con fines turísticos. Tras obtener todos los permisos y estudios precisos se pusieron a ello, dando como resultado el túnel de hielo más grande diseñado por el hombre que hoy se puede visitar.




Desde el 2015 quedó inaugurado el túnel, una cueva de hielo que se adentra bajo el glaciar a una profundidad de 30 metros debajo del hielo y con una longitud de 500 metros. En sus paredes se pueden observar los estratos de hielo alternados de cenizas de las diferentes erupciones volcánicas, la historia cronológica del Glaciar Langjökull. También se pueden observar los efectos del calentamiento global.





Una visita de lo más interesante, tanto a nivel paisajístico como pedagógico y con su punto de aventura. ¡¡Una experiencia inolvidable!!





Si queréis contratar ésta excursión, ver el precio, duración, etc, lo podéis hacer desde el siguiente enlace: Tour Cueva de Hielo glaciar Lanjökull